La captura de Julian Assange. Lo último de WikiLeaks.

Este 11 de abril la policía londinense capturó a Julian Assange en la Embajada de Ecuador en Londres, país que le había otorgado asilo político desde 2012. El creador de la plataforma WikiLeaks conmocionó al mundo al publicar miles de documentos en donde se exhibe a líderes políticos y empresariales, gobiernos, empresas y corporaciones de todo el orbe en actos de corrupción, violencia y un sinfín de actividades ilícitas e inmorales.

El periodista australiano es requerido en Estados Unidos por conspiración y delitos contra la seguridad informática ya que en 2010 reveló cientos de miles de documentos clasificados del departamento de la defensa con la colaboración de la analista Chelsea Manning, que incluían cables sobre la guerra en Irak y en Afganistán, la situación en la prisión de Guantánamo, además de muchos otros delicados temas que pusieron nerviosos a todos en Washington. WikiLeaks dio muestra de las operaciones encubiertas, así como ataques a civiles por parte de fuerzas norteamericanas en diferentes países, convirtiéndose en una plataforma conocida en todo el mundo.

Además de las acusaciones de Estados Unidos en su contra, Julian cuenta con acusaciones de presuntas violaciones en Suecia y ya una de sus acusantes ha solicitado la reapertura de su caso, según su abogada.

 No es secreto que WikiLeaks hizo enojar mucho a muchos poderosos, por lo que se preveía la captura de Assange. Pero ¿Por qué ahora? ¿Qué hizo cambiar la postura del Gobierno de Ecuador que lo protegía? El Ex Presidente Correa aseguró que Lenin Moreno, actual mandatario de ese país había “vendido a Estados Unidos” al activista al retirarle el asilo. Además señalo que esta acción es una venganza por la filtración de los INA Papers que acusaban a Moreno con operaciones de lavado de dinero. Lenin Moreno se limitó a explicar que el retiro del asilo político fue a causa de reiteradas violaciones a convenciones internacionales.

Donald Trump, muy a su estilo ha dicho “WikiLeaks It´son my thing” (“Wikileaks No es lo mío”), al ser cuestionado por la prensa sobre el caso de la detención de Assange, aun cuando en su campaña no dudaba en aplaudir a esta plataforma cuando la información publicada perjudicaba a su rival Hillary Clinton. Trump siendo Trump, sin duda.

Por lo pronto ahora Assange afronta un año de cárcel en Inglaterra, o incluso más, en la espera de que concluya su proceso de extradición a los Estados Unidos o a Suecia, quizá. Todo este drama de filtraciones y tensiones diplomáticas han convertido a Julian Assange en uno de los hombres más buscados por la justicia en el mundo, pero también ha logrado que muchos lo consideren un héroe por dar a conocer como se manejan los gobiernos y corporaciones detrás del telón. Como es que el poder gobierna el mundo.

Este uno de los casos más emblemático de la guerra por el control de la información en esta era digital, que ha convertido al internet en un campo de batalla lleno de Fake News, estrategias de desestabilización y manipulación en línea. En donde las empresas de tecnología como Facebook y Google ganan millones vendiendo nuestra información privada a gobiernos y corporaciones que les ayuda a vender productos y ganar elecciones; pero un periodista es el más buscado del mundo por publicar las acciones ilegales de esos gobiernos y empresas trasnacionales. Por un lado Mark Zukerberg es admirado, pero Assange es perseguido por Europa y buscado en muchos países. La diferencia que hace trabajar en beneficio de los intereses del poder o descubrir su verdadero rostro: éxito o la cárcel.

@pachecoperal

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star

Leave a Reply